Solas y solteronas

“Si a los 26 años no estoy de novia en serio, pensando en casarme, yo la verdad que me mato.

La primera vez que llegó a mis oídos esta declaración, me quedé absolutamente helada. Estaba en una reunión de chicas, tenía 16 años y era la única de mis amigas que nunca había estado en una relación. Era un momento extraño para mí: todas mis amigas estaban viviendo nuevas experiencias y entablando relaciones y yo no. Sentía que las cosas cambiaban para todas excepto para mí, y me incomodaba. ¿Pasaba algo raro conmigo?¿Por qué nadie se fijaba en mí?. Externamente ocultaba mis miedos. Le decía a todo aquel que quisiera escuchar que yo tenía asegurado un destino de vieja solterona, un destino que, de paso, no me molestaba para nada aceptar. Pero era mentira. Sí me molestaba. Me sentía menos válida que mis amigas por no contar con historias de amor ni anécdotas de escapadas románticas. Sentía que era un ser indeseable, fallado. Cuando mis amigas comenzaron a plantearse fechas de vencimiento para conseguir pareja, este sentimiento se acentuó. ¿Qué pasa si mis amigas se casan y yo nunca?

No lo sabía, pero me había convertido en una víctima más del famoso miedo a la soltería.

Hace ya un par de años, mientras le contaba mis novedades a un amigo, le informé emocionada que hacía exactamente seis semanas había empezado a salir a correr. Para una persona como yo, con poco talento y paciencia para el deporte, éste era un gran avance. Pero a mi amigo no le interesó mucho la noticia. Incluso estaba decepcionado.

-¿Qué pasa?

-No, nada. Cuando empezaste la frase pensé que me ibas a decir que habías empezado a salir con un chico. Me había emocionado. Yo te quiero, viste, y quiero cosas buenas para vos.

Me quedé mal por un rato después de eso. Ese año había comenzado a transitar un camino de superación personal y de búsqueda interna. Me había cambiado de carrera, había empezado a ir a la psicóloga, me sentía confiada y feliz conmigo misma e incluso había comenzado a hacer deporte. ¿Por qué lo único que era bueno para mí era salir con un chico?  

No soy la única persona que pasó por momentos así. Cuanto más abro los ojos, más me doy cuenta de que vivo rodeada de gente insatisfecha consigo misma, gente que se ve como un fracaso porque sus relaciones fracasan o porque no conoce a la persona indicada. Esto no es todo: veo también gente que se siente culpable porque no sabe si se quiere casar, personas consideradas egoístas porque no quieren tener hijos. Es como una enfermedad colectiva: tenemos miedo a estar solteros y nos atemorizan aquellos que quizás no desean cumplir con ciertos roles que nos parecen obligatorios, como casarse y tener hijos. Alrededor nuestro, los medios de comunicación y las artes nos bombardean constantemente con imágenes que exaltan el amor romántico sin tener en cuenta otras expresiones de afecto. ¿Por qué? Ser soltero es tan solo un estado sentimental, que puede ser temporario o permanente. Es tan solo un área de nuestras vidas. Con tantas cosas de las cuales ocuparnos, ¿por qué tanto peso a un solo aspecto de nuestras vidas, aspecto que a veces no depende cien por ciento de nosotros? ¿Es la soltería el verdadero problema acá?

Una amiga cercana me comentó hace poco que habría que plantearse de vez en cuando la posibilidad de que uno no encuentre una relación para toda su vida y preguntarse por qué tal situación genera miedo. Personalmente, tengo muchas teorías al respecto, aunque ninguna de ellas comprobada. En mi caso, mi opinión sobre el tema es sencilla: la vida contiene tantas facetas y complejidades que resultaría muy poco interesante juzgar a alguien por su estado sentimental. No hay regla verdadera que diga que si para tal edad no se está en una relación seria entonces uno no es un componente valioso de esta sociedad. Quizás sería un cambio positivo pensar que la soltería no tiene porqué ser un final triste. Mejor dicho, la soltería no tiene por qué ser un final.

 

Advertisements

One thought on “Solas y solteronas

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s